viernes, 6 de diciembre de 2013

Otra vez hemos perdido el tren #Madrid2020

Madrid_2020-logo

Hoy no vengo a hablar de datos o citas, sino desde el corazón, que como en Madrid2016 nos ha vuelto a crear una ilusión. 2012, 2016 y ahora 2020. Son ya muchos reveses los que la candidatura olímpica de Madrid ha sufrido, y esta vez nos lo merecíamos más que nadie, lo necesitamos más que nadie. La elección de Madrid como sede de los JJOO del 2020 habría supuesto un aumento de aquello que puede sonar muy “facha”: el orgullo patrio, pero nada más lejos de la realidad, con orgullo patrio me refiero al orgullo de todos los españoles. Son tantas las calamidades que estamos sufriendo, que esta victoria habría sido un bálsamo esperanzador, una razón para pensar en que si todos trabajamos en un mismo objetivo lo podemos conseguir. Sin duda el COI creo que hoy no ha evaluado  este punto de vista más humano. Madrid2020 habría supuesto, igual suena muy pretencioso, el inicio de la recuperación económica: más inversión = más crecimiento, justo lo que necesita la economía española y de ello se habrían valido los más de 6 millones de parados que esperan como agua de Mayo encontrar trabajo. Por último sería el mayor reconocimiento que el COI podría hacer al deporte español y a sus deportistas.

Pero no, la marca España no hace gracia en el exterior, y por mucho que nos empeñemos en decir lo contrario la realidad no cambiará. Los casos de corrupción no ayudan y podría ser que los miembros del COI no hayan creído a la delegación española encabezada entre otros por el presidente del gobierno. Porque si, una manzana podrida si pudre todo el cesto; y si, aún tienen mucho que decir sobre los casos de corrupción. Todos.

Y es que en días como hoy uno se da cuenta de que la impresión que damos al mundo es de país tercermundista. Al nivel de Uganda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario