viernes, 6 de diciembre de 2013

En menudo lío nos hemos metido amiguitas! @DavidPerez

Fiestas Alcorcon Pregon Alaska Mario

El pasado miércoles 4 de Septiembre daban comienzo las fiestas patronales de Alcorcón. Los protagonistas del pregón de fiestas fueron, por votación popular, los televisivos Alaska y Mario. No cabe decir que la expectación generada por este pregón y posterior concierto de las Nancys Rubias (Grupo musical de Mario Vaquerizo) hicieron que la plaza del ayuntamiento de la localidad madrileña estuviera a reventar.  Al igual que quisieron reventar el acto. Sindicalistas de la UGT y CCOO pito en mano ensordecieron el acto institucional para mostrar su protesta contra el alcalde popular David Pérez.  Y una vez comenzaron con los pitos les dio igual pitar a los pregoneros, al himno de España, al de Alcorcón, al speaker que amenizaba el acto… Y como no al señor David Pérez, el cual pidió respeto para los alcorconeros, su himno, su patrona…

Y es que no hay que olvidar que Alcorcón ha sido un gran feudo del PSOE, hasta que lo perdió en las pasadas elecciones municipales.  El actual alcalde se encontró entonces con una deuda de 612 millones de euros, es decir, cada alcorconero debía alrededor de 3.600€ gracias a los delirios del señor Enrique Cascallana (cabe destacar el “circo” inacabado a día de hoy y que costó 120 millones de euros).


Hoy, David Pérez ha conseguido reequilibrar las cuentas municipales y volver al superávit, reduciéndose en 80 millones la deuda del ayuntamiento. Pero para ello, claro es, el equipo de gobierno ha tenido que hacer ejercicio de reestructuración de gastos.

 ¿A qué quiero llegar? Pues es muy simple: semanas antes de la derrota electoral del todopoderoso Enrique Cascallana, anterior alcalde, contrató a 700 nuevos funcionarios. ¿Caciquismo?… En resumidas cuentas, el nuevo ejecutivo se encontró con una gran masa de funcionarios insostenible con los niveles de deuda que acusaba el consistorio por lo que una de las medidas del alcalde David Pérez (apodado el  “banderas”) ha sido el despido masivo de funcionarios, algunos de los cuales el pasado miércoles estaban pitando en contra del actual alcalde.

No voy a entrar a calificar la buena o mala gestión del equipo de gobierno de David Pérez, solo me quedo con una reflexión que muy bien podría ser la de los pregoneros: Hay muchos días y razones para quejarse, manifestarse, gritar como una travesti…, pero hay que respetar lo que es de todos, y unas fiestas lo son. Son días en los que el pueblo, en este caso Alcorcón, tendría que estar unido, evadirse por un momento de los graves problemas que sufrimos y cargar las pilas para volver a comenzar un nuevo año laboral. ¡Qué maravilla de fiestas Alcorcón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada